Uncategorized

Trabajarán hasta el cansancio, pero… ¿Podrán solucionar sus problemas?

¿Conoces a aquellas personas que hacen y nunca logran un resultado palpable? Así era el equipo de ventas de Fátima, organizaba encuentros y proponía metas inalcanzables. Al comenzar el día, cada uno de los 10 vendedores del equipo se sentaba en su mesa de trabajo, mandaban mensajes para la base de datos y nunca hablaban entre ellos. Era como si tuviesen vergüenza de llamar frente al otro.

Las ventas disminuían, las metas no se cumplían y la desesperación aumentaba. El equipo desmotivado no mejoraba su actitud, se rehusaban a capacitarse, encontraban justificativos para todos sus fracasos. Se quedaban después del horario de oficina. Estaban enojados, eran agresivos, cansados y extenuados. La desunión y separación iba en aumento en el grupo.

Fue contratado un nuevo gerente, con experiencia en coaching, que tomó como primera acción neutralizar al vendedor más antiguo que desestabilizaba a todos con sus críticas y burlas al trabajo de ellos, y a otros dos colaboradores que tenían la misma actitud. El nuevo gerente implanto una reunión de intercambio de ideas. Estrecho las relaciones y creo un ambiente de confianza entre todos. Analizaban juntos lo que funcionaba y lo que no. Pensaban en soluciones prácticas, mejorando los procesos de abordaje con los clientes.

Empresa

Los resultados se hicieron notar y luego la empresa comenzó a destacarse. El clima en el área de ventas era liviano, divertido y efectivo. Así como los resultados y la rentabilidad aumentaban, crecía también la inversión en el equipo. Conocieron herramientas de venta que permitieron ampliar sus capacidades, aplicaron los principios del cerebro para reconocer y comunicarse mejor con sus clientes.

Entendieron que a pesar de tener conflictos ahora eran buenos elementos para el grupo y estaban administrando bajo un ambiente de confianza, aprendieron a escuchar al cliente y sobre todo se volvieron hábiles en preguntar, generaban preguntas en grupo para aumentar su conocimiento y sus capacidades. ¿Y tú? ¿Tienes un equipo de ventas? ¿Cómo funciona? ¿Logra tus metas? ¿Cómo piensas que el coaching puede ayudarte?